Utilizamos cookies propias o de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información, o bien conocer como cambiar la configuración, en nuestra Información legal.

Aceptar

Está Vd. en Inicio >> Noticias >> El Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública aborda cómo impulsar la cooperación público-privada para el avance de la nutrición a nivel internacional >> [ RSS ]
Noticias
10 Noviembre 2014 | Palacio de Congresos de Canarias
Imprimir
El Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública aborda cómo impulsar la cooperación público-privada para el avance de la nutrición a nivel internacional

El III Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública (www.nutrition2014.org),  que se celebrará en el  Palacio de Congresos de Canarias-Auditorio Alfredo Kraus del 9 al 12 de noviembre de 2014, girará en torno a la necesidad de impulsar la cooperación público-privada para el avance de la nutrición y de la salud a nivel internacional. En él se sentarán las bases para fortalecer y armonizar las capacidades en nutrición comunitaria para frenar las diferencias nutricionales en el mundo.

El III Congreso Mundial de Nutrición y Salud Pública se celebrará en el Palacio de Congresos de Canarias-Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria del 9 al 12 de noviembre, contará con la participación de más de 1.500 especialistas de 90 países que abordarán las novedades más significativas en epidemiología nutricional, los alimentos funcionales, enfermedades infecciosas y nutrición, la nutrigenómica o los nuevos indicadores de la desnutrición.

 

El presidente del Comité Organizador del Congreso, el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Luis Serra Majem, asegura que esta importante cita mundial retomará el debate en torno a la nutrición internacional haciendo una escala en Gambia antes de llegar a Las Palmas de Gran Canaria, ya que el país africano acogerá del 6 al 8 de noviembre unas actividades previas al congreso que posteriormente se desarrollará en la capital grancanaria. Serra explica que Gambia fue el lugar escogido para esta fase previa del congreso porque en Nutrición sin Fronteras, la ONG que preside, conocen bastante bien el país y su problemática, llegando incluso a construir allí varios centros para luchar contra la malnutrición.

 

Implantar en África el modelo CONIN

 

El Dr. Abel Albino, creador de la Fundación CONIN (Cooperadora de la Nutrición Infantil) en Argentina y también miembro del comité organizador del congreso, explica que uno de los ejes principales del congreso será cómo implantar en África el modelo CONIN, un proyecto de gran éxito en Latinoamérica que ahora trasladará al continente vecino la ONG Nutrición sin Fronteras.

 

Luis Serra matiza que ya se han construido en este país africano dos centros que combinan tanto la asistencia y el tratamiento como la labor de docencia y prevención. El primero de ellos tendrá capacidad para 50 mujeres y sus hijos y el segundo (cuya construcción aún no ha finalizado) podrá acoger a unas 30 mujeres con sus descendientes.

 

Este salto de Gambia a Las Palmas en el programa del congreso explica la transición de la cooperación y, según indica Luis Serra, “la voluntad de que Las Palmas de Gran Canaria se convierta en un verdadero centro de cooperación en alimentación y nutrición con el continente africano”.

 

Según explica el Dr. Abel Albino: “en el primer año de vida de un niño es fundamental la buena alimentación (nutrición y estimulación) para que pueda desarrollar todo su potencial. Si en los dos primeros años hubo carencias graves, los efectos de la desnutrición producida serán irreversibles”.

 

El cerebro de un niño al nacer pesa unos 35 gramos y a los 14 meses alcanza los 900 gramos, es decir, el 80% de lo que pesa un cerebro adulto (1200 g). El Dr. Albino explica que “este aumento vertiginoso se debe a que en esta etapa es cuando las neuronas tienen la mayor actividad en interconexiones”. Cada neurona puede crear 15 000 conexiones, dependiendo de la nutrición y estimulación recibidas. “Si hay desnutrición las conexiones son mínimas y el cráneo se llena de líquido cefalorraquídeo solamente, lo que produce debilidad mental, una base insuficiente para el desarrollo de habilidades y el aprendizaje”, indica.